comprensión lectora

Versión 1

    EVALUACIÓN DE LA COMPRENSIÓN LECTORA

     

    Aprender a leer significa poder tener acceso a la cultura, a todo aquello que los seres humanos hemos conseguido recopilar a lo largo de la historia y que, en un sentido u otro ya forma parte de concebir el mundo, de interpretarlo. Entrar a formar parte de este entramado tan atractivo y complejo es un privilegio que los maestros podemos transmitir con placer a nuestro alumnado. Dentro de la escuela la lectura es una herramienta que ayuda en un gran abanico de actividades: mediante una buena comprensión lectora los niños y niñas pueden localizar la información que desean, pueden usar el diccionario, usar un índice, utilizar los ficheros, de trabajo, resolver problemas, utilizar la biblioteca, interpretar gráficos , planos, mapas. Comprendiendo con profundidad pueden seleccionar y evaluar la información con la que trabaje juzgando su validez, captar una secuencia de ideas, distinguir lo principal de lo secundario; sacar conclusiones, hacer inferencias, pueden clasificar, resumir, captar la intención del autor, acercarse al hecho literario…

    1. La comprensión literal: se concentra en ideas e informaciones explícitamente manifiestas en el texto. Las tareas de reconocimiento son:

    • * Reconocimiento de detalles.
    • Reconocimiento s las ideas principales.

    Reconocimiento de una secuencia

    • Reconocimiento comparativo ( se pide al alumno que sitúe o identifique similitudes y diferencias de caracteres, épocas y lugares que están explícitamente manifiestos en el texto).
    • Reconocimiento de la causa –efecto de las relaciones.

    2.    La reorganización: requiere que el alumno analice, sintetice y/o organice las ideas o la información explícitamente manifiesta en el texto que debe leer. Ya que se trata de manipular información explícita, algunos autores la incluyen en el mismo apartado que la comprensión literal. Las tareas de reorganización son:

    • Clasificar
    • Esquematizar
    • Resumir
    • Sintetizar

    3.    La comprensión inferencial o interpretativa : se manifiesta por el alumno cuando utiliza simultáneamente las ideas y la información explícita del texto por un lado y, por otro, pone en funcionamiento su intuición y su experiencia personal como base para hacer conjeturas y elaborar hipótesis. Exige que el raciocinio y la imaginación vayan más allá de la página impresa. Las tareas de comprensión inferencial son:

    • Deducción de los detalles de apoyo.
    • Deducción de las ideas principales.
    • deducción de una secuencia.
    • Deducción de comparaciones.
    • Deducción de relaciones causa y efecto.
    • Deducción de características y aplicación a una situación nueva,
    • Predicción de resultados.
    • Hipótesis de continuidad.
    • Interpretación de lenguaje figurativo.

    4.    La comprensión crítica o de juicio: de evaluación o profunda según los autores- requiere que el alumno dé respuestas que indiquen que ha hecho un juicio evaluativo por comparación de ideas presentadas en el texto con un criterio externo proporcionado por el profesor, otras personas o fuentes escritas o  bien con un criterio interno proporcionado por las experiencias, conocimientos o valores del lector. El alumno debe hacer los siguientes juicios:

    • Juicio de realidad o fantasía.
    • Juicio de hechos u opiniones.
    • Juicio de suficiencia y validez.
    • Juicio de valor, conveniencia y aceptación.