Estrategias pedagógicas

Versión 4

    La Herramienta Explicando una Razón puede usarse en cualquier etapa de un proyecto de aprendizaje. Como actividad o evaluación previas, ayuda a los estudiantes a mostrar sus conocimientos previos e identificar los aspectos que necesitan investigar o estudiar más a fondo. Como una actividad durante el desarrollo de la actividad, ayuda a poner las nuevas enseñanzas en un contexto que será más útil en la siguiente actividad o fase de la unidad. Al final de la unidad, la Herramienta Explicando una Razón puede usarse para evaluar o reflexionar sobre lo aprendido.


    Esta sección ofrece recomendaciones por parte de otros docentes que han utilizado la herramienta de mapeo Explicando una Razón.


    Planear un Proyecto
    Encuentre información para ayudarle a diseñar un proyecto efectivo.


    Implementar un Proyecto
    Obtenga consejos sobre cómo usar la herramienta efectivamente en el aula.


    Evaluar Trabajos
    Aprenda a evaluar proyectos que involucren la creación de mapas.



    Evaluar trabajos


    Evaluación Continua
    Evalúe el pensamiento y el razonamiento, no los mapas.

    La herramienta para la creación de mapas Explicando una Razón es una ventana que le permite asomarse al desarrollo de la comprensión en sus estudiantes, en cuanto a un problema o sistema que investiguen. Le brinda la posibilidad de observar su comprensión inicial y ver el progreso en la interpretación e integración de la información. La evaluación debería enfocarse en su aprendizaje del problema o el contexto de estudio. Evite evaluar los mapas mismos. Concéntrese en el desarrollo del pensamiento en torno al problema o sistema. Utilice una serie de mapas guardados para dar seguimiento a los cambios, y los apuntes de los estudiantes acerca de su comprensión a través del tiempo. Las matrices de valoración deberían fijarse en cómo un mapa contribuye a la comprensión del problema, en lugar de simplemente en el número de factores y relaciones en un mapa.


    • Pida a los estudiantes que revisen sus mapas y escriban sobre el desarrollo de su comprensión del problema o sistema. Esfuércese por mantener su propio lenguaje y la redacción de los estudiantes enfocados en el sistema o problema de estudio, y no en el mapa mismo.
    • Evalúe la calidad de sus explicaciones de los cambios en su pensamiento en relación con los mapas. Exija explicaciones en cuanto a la adición o eliminación de factores, o respecto de las variaciones en las relaciones entre factores.
    • Solicite a los estudiantes que reflexionen directamente sobre la negociación de ideas con su compañero a medida que construyen sus mapas. Dígales que evalúen el nivel de acuerdo entre sus ideas y que describan cómo decidieron cuáles factores y relaciones eran válidos.
    • Plantee una situación que incite a pensar, la cual añada una influencia importante relacionada con el sistema o problema, y pídales que predigan el impacto en términos de qué provocaría en los demás factores de sus mapas.
    • Solicite a los estudiantes que describan, usando sus propias palabras, algún aspecto del sistema que el mapa representa. Dígales que escojan los factores más críticos que influyen en este sistema o problema, y que expliquen por qué son tan críticos, con base en la información mostrada en las relaciones definidas en el mapa.
    • Pídales que apliquen lo que ellos comprenden del contexto representado en el mapa a otro contexto.

     


    Implementar un proyecto


    Prácticas efectivas en el aula
    Aprenda sobre la herramienta usándola.

    La sencillez “sin adornos” de los mapas es intencional. Los estudiantes pasan poco tiempo aprendiendo a usarlos, y rápidamente dirigen su atención a las complejidades del problema que están explorando. Los docentes encuentran que una corta demostración, de cinco a diez de duración, sobre cómo crear factores y definir relaciones, seguida de un tiempo para construir un mapa de muestra como práctica, es preparación suficiente para usuarios primerizos. Las tendencias naturales a la prueba y el error de los estudiantes les proporcionan mayor confianza con los rasgos de la herramienta.


    Use la herramienta en grupos; en parejas resulta ideal. En el camino hacia “lograr que el pensamiento sea visible”, la herramientas permite que el pensamiento pueda discutirse. Dado que la construcción de mapas naturalmente despierta debates y discusión sobre qué piensan los estudiantes, los mapas son especialmente adecuados para grupos. Los docentes consideran que las parejas de estudiantes funcionan mejor, con rotaciones regulares entre un miembro de la pareja en el teclado y otro que lleve el registro de las ideas anotadas.


    Los docentes también ofrecen una importante regla básica: ambos miembros del equipo deben ser “propietarios” de los factores y las relaciones definidas en el mapa. Es decir, cada miembro del equipo deberá ser capaz de justificar la presencia de un factor o relación mediante evidencia o razonamiento. Ocasionalmente, los estudiantes no estarán de acuerdo sobre si añadir factores, e informarán que su compañero “¡no me deja agregar factores!” Anímelos a encontrar primero factores con los cuales ambos están de acuerdo, para luego buscar y discutir sobre la evidencia para aquellos con los cuales no concuerdan.


    No todo el trabajo y la discusión suceden en la computadora.
    La herramienta de mapeo sirve como apoyo a investigaciones que suceden en ciclos de recolección de evidencia, construcción de mapas y reflexión. Después de construir un mapa inicial con los conocimientos previo de los estudiantes, ellos experimentan o investigan para juntar más datos y evidencia, y luego regresan para revisar y ajustar sus mapas. Los docentes afirman que las reflexiones en diarios y cuadernos son esenciales para enfocar y refinar el trabajo. Las parejas de estudiantes pueden acabar una sesión de revisión de mapas (desarrollar nuevos factores y relaciones), imprimir el mapa revisado y alejarse de la computadora para discutir y escribir una conclusión o un resumen del trabajo realizado durante ese día respecto del problema. Los estudiantes también necesitan tiempo lejos de las computadoras para planear y llevar a cabo el próximo ciclo de recolección de datos.


    La tarea de los docentes conlleva ciclos de escuchar, cuestionar y reenfocar el trabajo estudiantil. Esta es una herramienta para razonar con base en evidencia que pueda medirse u observarse. La responsabilidad principal de un docente durante las sesiones de construcción de mapas es guiar a los estudiantes para que reconsideren sus ideas, cada vez volviendo a centrar su atención en las relaciones entre factores o sopesando la evidencia con la que cuentan para un factor.


    El diálogo del docente con un equipo de investigación incluye preguntas como:


    • ¿Por qué creen que este es un factor que afecta a otro factor?
    • ¿Cómo han descrito este factor?
    • ¿Este factor se puede medir? ¿Y observar?
    • ¿Cuáles otros factores se relacionan con éste?
    • ¿Qué evidencia tienen para apoyar la relación que muestran entre estos factores?
    • ¿Cómo han descrito su evidencia para dicha relación?
    • ¿En qué se diferencian estos factores?

     

    El docente los interroga constantemente, para comprobar la credibilidad de su evidencia, o su razonamiento en una relación:


    • ¿Pueden explicar esta evidencia más a fondo? ¿Ésta puede medirse? ¿Y reproducirse?
    • Si creen que esto es evidencia para eso, entonces ¿es esto evidencia para ____________?
    • ¿Pueden explicar esta relación más a fondo? ¿Cómo aumenta esta relación a ese factor?

     

    Oriente a los estudiantes para que coloquen la información esencial en sus mapas. Conforme las investigaciones proceden y los mapas evolucionan, muchos estudiantes empiezan a categorizar factores por sí solos. Otros estudiantes necesitan que se les motive a considerar factores externos y relaciones conflictivas (por ejemplo, flechas que apuntan a ambas direcciones). Algunos estudiantes guardan un “cementerio” de factores sin usar, a un costado de sus mapas. Resulta de gran valor discutir estos factores irrelevantes y relaciones confusas con los constructores del mapa, para animarlos a que extraigan la información esencial para las relaciones entre los factores basadas en evidencia.


    Reconozca cuándo los mapas están terminados. Naturalmente, la complejidad de los mapas estudiantiles variará enormemente; algunos estudiantes alcanzan la meta final rápidamente, por sí solos, mientras otros nunca acaban, como si el objetivo fuera tener una gran cantidad de factores y enredadas telarañas de relaciones. Usted hallará que los constructores permanentes de mapas comenzarán a reciclar ideas viejas; por ejemplo, agregarán ‘nuevos’ factores que son novedosos sólo en cuanto al nombre (añadir “rocas” o “guijarros” cuando “piedras” ya es un factor). Recuérdeles que los mapas simples también pueden cumplir con la tarea.



    Planear un proyecto


    ¿Cuáles son los componentes de un buen proyecto?
    El proyecto es complejo y se enlaza con problemas de la vida real.
    La herramienta de mapeoExplicando una Razón resulta apropiada en la investigación de cualquier problema que involucre múltiples influencias (factores) que tengan un impacto en un resultado final. El tema o tópico a tratar debe ser lo suficientemente complejo; es decir, debe existir un alto nivel de interacción entre los factores.


    Un contexto que cuente con relativamente pocos factores e interrelaciones que sean bastante lineales no es interesante, ni necesitará de un organizador de relaciones causales.


    Por ejemplo, un estudio sobre "¿Qué causa las mareas?" produciría un mapa con pocos factores y con relaciones más bien directas. Los factores adicionales y la complejidad de las relaciones en un estudio como "¿Qué causó el gran tsunami de diciembre del 2004?" justificarían la necesidad de construir un mapa.


    O, mejor aún, rete a sus estudiantes a que desarrollen recomendaciones en un proyecto que examine: "¿Qué podemos hacer para prevenir tantas muertes durante un tsunami?"


    El problema está influenciado por factores que pueden medirse, observarse o verificarse. Cuando los estudiantes deben limitar los factores a cosas que puedan, de alguna manera, "demostrar", están obligados a pensar cuidadosa y críticamente sobre causas y efectos. Deben ser capaces de observar, medir o verificar un factor mediante la investigación o la revisión de investigaciones. Por ejemplo, el problema "¿Por qué se ve la luna más grande al aparecer en el horizonte?" tiene factores que pueden medirse, mientras que el problema "¿Por qué es la luna llena tan romántica?" carece de ellos.


    El proyecto es interdisciplinario. Un buen proyecto es aquel que aborde un problema auténtico, del mundo real, el cual sea amplio y pueda estudiarse desde el punto de vista de muchas disciplinas. Si bien un docente de estudios sociales podría diseñar un proyecto que analizara las causas y los efectos de la Hambruna Irlandesa de las Papas desde una perspectiva histórica, cultural y económica, un equipo interdisciplinario podría referirse al problema más amplio de las causas y los efectos de las hambrunas.