0 Respuestas Última respuesta el Nov 16, 2011 6:43 PM por marcoantonio3333@hotmail.com

    Muchas veces esperamos hacerlo nosotros mismos.

      La persecución de los judíos por parte de Hitler se había hecho tan insoportable que dos de ellos decidieron asesinarlo, para lo cual se apostaron armados en un lugar por el que sabían que debía pasar el Führer. Pero éste se retrasaba, y Samuel se temió lo peor: “Joshua”, le dijo al otro, “reza para que no le haya pasado nada...”