0 Respuestas Última respuesta el Dec 1, 2011 1:01 PM por alosedag@hotmail.com

    QUEJAS Y LAMENTOS

      No pierdas el tiempo en quejas y lamentos.

      Las situaciones que cada uno vive, son las que necesitas para crecer y madurar. El quejumbroso no tiene fe, y el que se lamenta no es simpático para nadie.

      Aprender a aceptar las situaciones como oportunidades de progreso, es una actitud sana y te llenara de fuerzas para luchar y sobreponerte a ellas. Ante la crisis; ante el dolor; ante la perdida de un ser querido; confía plenamente en Dios y no te quejes ni lamentes más.

      No pierdas el tiempo en quejas y lamentos.

      Las situaciones que cada uno vive, son las que necesitas para crecer y madurar. El quejumbroso no tiene fe, y el que se lamenta no es simpático para nadie.

      Aprender a aceptar las situaciones como oportunidades de progreso, es una actitud sana y te llenara de fuerzas para luchar y sobreponerte a ellas. Ante la crisis; ante el dolor; ante la perdida de un ser querido; confía plenamente en Dios y no te quejes ni lamentes más.