0 Respuestas Última respuesta el Dec 1, 2011 2:21 PM por alosedag@hotmail.com

    HAZTE GRANDE

      Hazte grande, pero no a costa de la infelicidad de los otros. Ser triunfador, es una gran conquista en la Tierra. Casi siempre triunfamos en lo material, en los negocios, en todos aquellos goces, que a veces, nos hacen mas imperfectos e instintivos. Triunfos fáciles y efímeros. Nos cuesta mucho triunfar sobre nosotros mismos. A veces, somos dominadores del mundo y somos incapaces de dominarnos a nosotros mismos. Las conquistas verdaderas son las del alma. El saber conocernos e ir modificando los hábitos, costumbres viciosas, que laceran el alma y desequilibran el espíritu. Jesús el Maestro del Amor, cayo vencido por sus triunfadores, ya hace mucho tiempo, pero observa, hoy donde están esos triunfadores, la humanidad no los recuerda. Solo uno que otro nos llega a la memoria, pero como los verdaderos vencidos por el horror y la ignominia de sus injusticias cometidas. Y El, lleno de amor, se levanta ante todos, como el triunfador de los tiempos, sin señalar, ni juzgar a sus verdugos. El, el ejemplo del amor, vive en nuestros corazones, para que sigamos su legado imperecedero de su ejemplo inmortal