0 Respuestas Última respuesta el Dec 1, 2011 2:29 PM por alosedag@hotmail.com

    SE INDULGENTE

      Se indulgente siempre. No huyas del difícil ni del atormentado, compréndelos y ora. Cuídate de sus ataques, que a veces te hieren, no siendo susceptible ni poniéndote a la par con ellos. Déjalos, que ellos viven en su mundo intimo muchos sufrimientos, que los torturan y los hacen ser así. No se controlas y quieren controlar el mundo. Son infelices, y quieren que todos sean infelices. No saben amar y agraden. Quieren que los amen, necesitan de ti, pero te ofenden e hieren, porque no saben que tu eres bueno de corazón con ellos. El verdugo es un alma enferma. Cuando no puedas resistir, aléjate un poco, respira aire fresco, ora y guarda fuerzas para no guardar resentimientos, rencores ni odios. Se indulgente, perdona y comprende, y Dios siempre te apoyara y fortalecerá.